Miércoles Santo. Jesús Nazareno.

Hoy el pueblo venezolano
adora a Cristo
en su condición de
Nazareno


La misión será dura y difícil.

En este día, se leyó el tercero de los cantos del "Siervo de Yahvé". Aquí se concretiza más la misión: El siervo toma la actitud de discípulo, para luego poder ejercer el servicio de la palabra, una palabra de aliento, a favor del abatido; la palabra adecuada para enseñar al que anda extraviado caminando en tinieblas sin un rayo de luz.

La misión será dura y difícil; tendrá que afrontar la agresión física, ofrecer la espalda al que lo apalea y la mejilla a los que le tiran irrespetuosamente de la barba. Tendrá que soportar insultos y salivazos. En pocas palabras tiene que enfrentar y soportar los ultrajes y desprecios... Y los soporta todos en silencio. Ante la difícil misión nunca se acobarda. Sabe que tiene al Señor a su lado, por eso resiste con constancia. Contra los pleiteadores, cuenta con la ayuda del Señor.


Cerraron el acuerdo en treinta monedas de plata.

Los compañeros de Judas quedan desconcertados, cuando Jesús durante la cena suscita la cuestión de la traición y dice a Judas: "Tú lo has dicho". Las primeras comunidades buscan una explicación. Mateo coloca la trama de la traición a continuación de la unción de Jesús en casa de Simón el leproso. Tenemos frente a frente la mujer que derrama generosamente el perfume sobre la cabeza de Jesús sin reparar en el costo y a Judas negociando su traición por unas cuantas monedas. Mateo señala que fueron los discípulos quienes reaccionaron ante el derroche de la mujer. Juan, pone en boca de Judas estas mismas palabras, y da una razón: "Era un ladrón"(Jn 12,6). Para las primeras comunidades, a Judas lo perdió la codicia.

Jesús encarna al inocente, que se convierte en objeto de negocio... Con los inocentes, con los pobres, se sigue negociando. Unos, los explotan para enriquecerse a su costa; otros los utilizan social y políticamente para subir o mantenerse en el poder.

En la traición, Judas utilizará el beso; el signo con que se expresan el amor los amigos y los enamorados; por lo tanto, esta profanación del beso es todo un sacrilegio. Lo hizo por dinero.



La procesión de este día se llevó a cabo con las imágenes del Nazareno, la Virgen Dolorosa, San Juan y la Verónica uniéndose a estas la nueva adquisición de la parroquia, la imagen de María Magdalena, la cual fue donada. Cabe destacar que se realizó el tradicional encuentro de imágenes con la Parroquia de Nuestra Señora de Coromoto, en el cual se hace alusión al encuentro de Cristo con su Madre camino al calvario, san Juan, la Verónica y María Magdalena.

Los cargadores mecen las imágenes durante el tiempo de espera, luego se acercan lentamente y continúan meciendo hasta llegar al frente del Nazareno, en este momento se inclina la imagen hacia adelante tres veces en señal de saludo. La imagen más difícil de levantar es la Dolorosa; se logra con la fuerza de aproximadamente 15 hombres, igualmente se levanta, se mece de izquierda a derecha, se acerca al Nazareno, para luego inclinarla tres veces hacia adelante lográndose una hermosa ceremonia a la vista de todos.


En honor al Nazareno de San Pablo. Caracas. Venezuela

El limonero del Señor
Andrés Eloy Blanco
Leyenda caraqueña

En la esquina de Miracielos
agoniza la tradición.

¿Qué mano avara cortaría
el limonero del Señor?
Miracielos: casuchas nuevas,
con descrédito del color:
antaño hubiera allí una tapia
y una arboleda y un portón.

Calle de piedras; el reflejo
encalambrado de un farol;
hacia la sombra, el aguafuerte
abocetada en un balcón,
a cuya vera se bajara,
para hacer guiños al amor,
el embozo de Guzmán Blanco
en algún lance de ocasión.

En el corral está sembrado,
junto al muro, junto al portón,
y por encima de la tapia
hacia la calle descolgó
un gajo verde y amarillo
el limonero del Señor...

Cuentan que en Pascua lo sembrara,
el año quince, un español,
y cada dueño de la siembra
de sus racimos exprimió
la limonada con azúcar
para el día de San Simón.

Por la esquina de Miracielos,
en su Miércoles de Dolor,
el Nazareno de San Pablo
pasaba siempre en procesión.

Y llegó el año de la peste;
moría el pueblo bajo el sol;
con su cortejo de enlutados
pasaba al trote algún Doctor
y en un hartazgo dilataba
su puerta «Los Hijos de Dios».

La terapéutica era inútil;
andaba el Viático al vapor
y por exceso de trabajo
se abreviaba la absolución,
y pasó el Domingo de Ramos
y fue el Miércoles del Dolor
cuando, apestada y sollozante,
la muchedumbre en oración,
desde el claustro de San Felipe
hasta San Pablo, se agolpó.

Un aguacero de plegarias
asordó la Puerta Mayor
y el Nazareno de San Pablo
salió otra vez en procesión.

En el azul del empedrado
regaba flores el fervor;
banderolas en las paredes,
candilejas en el balcón,
el canelón y el miriñaque
el garrasí y el quitasol;
un predominio de morado,
de incienso y de genuflexión.
-¡Oh, Señor Dios de los Ejércitos
la peste, aléjanos, señor!

En la esquina de Miracielos
hubo una breve oscilación;
los portadores de las andas
se detuvieron; Monseñor
el Arzobispo, alzó los ojos
hacia la Cruz; la cruz de Dios,
al pasar bajo el limonero,
entre sus gajos se enredó.
Sobre la frente del Mesías
hubo un rebote de verdor
y entre sus rizos tembló el oro
amarillo de la sazón.

De lo profundo del cortejo
partió la flecha de una voz:
-¡Milagro! Es bálsamo, cristianos,
el limonero del Señor!

Y veinte manos arrancaban
la cosecha de curación
que en la esquina de Miracielos
de los cielos enviaba Dios.
Y se curaron los pestosos
bebiendo el ácido licor
con agua clara de Catuche,
entre oración y oración.

Miracielos: casuchas nuevas;
la tapia desapareció.
¿Qué mano avara cortaría
el limonero del Señor?
¿Golpe de sordo mercachifle
o competencia del Doctor
o despecho de boticario
u ornato de la población?

El Nazareno de San Pablo
tuvo una casa y la perdió
y tuvo un patio y una tapia
y un limonero y un portón,
¡malhaya el golpe que cortara
el limonero del Señor!
¡Malhaya el sino de esa mano
que desgajó la tradición!

Quizá en su tumba un limonero
floreció un día de Pasión
y una nevada de azahares
sobre su cruz desmigajó,
como lo hiciera aquella tarde
sobre la Cruz en procesión,
en la esquina de Miracielos,
el limonero del Señor.


2 comentarios:

Oscár dijo...

hermoso tu blog, Feliz Pascua de resurreccion

DE LA MANO DE TERESA DE JESUS dijo...

SALUDO PASCUAL

¡Exulten los coros de los ángeles en el cielo!,
¡Desborde la alegría por toda la creación!,
Goce también la tierra, inundada de tanta claridad.
La luz radiante venció a las tinieblas.

Felices Pascuas

En el amor de Jesús resucitado
Teresa

Entradas relacionadas

Blog Widget by LinkWithin